Viajes

Visita a Saint Girons en Ariège

Pin
Send
Share
Send



El río a su paso por el centro de Saint Girons

Al final del paseo y de las paradas encontramos un bar con terraza donde observamos a los locales comiendo los productos que previamente habían comprado en el mercado. Dialogué con uno de los clientes y me alegré al comprobar que los dueños del bar no se rasgaban las vestiduras si consumías una bebida mientras abrías tus bolsas y esparcías la compra del mercado sobre la mesa. Así que, sin pensárnoslo dos veces, volvimos al mercado y nos abastecimos de buen queso, embutidos y pan y nos pusimos a disfrutarlo con unas buenas cañas en el la terraza del bar. Saint Girons nos había ganado.

Tras la comilona paseamos por Saint Girons. Sinceramente no encontré nada especial en esta población. Al contrario que la vecina Saint Lizier, el nacimiento de esta localidad no se remonta a épocas medievales y más bien es conocida por ser un clásico punto de paso durante las etapas del Tour de Francia en dirección a los puertos de montaña de los Pirineos.

La iglesia de Saint Girons

Pin
Send
Share
Send