Viajes

Utrera, patrimonio, flamenco y toros bravos

Pin
Send
Share
Send


Utrera… Antes de visitarla, su nombre me sonaba a la Andalucía más castiza. Tras haber recorrido sus calles, restaurantes, bares y puntos de interés, me reafirmo en mi idea preconcebida.

Utrera destila pasión. Por algo es considerada por muchos entendidos como la cuna del flamenco. De aquí han salido artistas tan notorios como Mercedes la Serneta, Enrique Montoya, Curro de Utrera, la Niña los Peines, Antonio Mairena, Juan Peña “Lebrijano”, Chocolate o La Macanita. En Utrera se celebra - el último sábado de junio - el festival flamenco más antiguo de España, el Potaje Gitano, que lleva arrancando palmas y llantos desde 1957.

Otro de los símbolos de Utrera es el toro bravo. Dicen que fue aquí donde se originó, en el siglo XVIII, esta raza noble. Sólo tenemos que tener presente el monumento que se alza sobre la rotonda que da entrada a la ciudad desde la autovía y el gran número de ganaderías de renombre que hay en la campiña que rodea a la ciudad.

Además, también poseen buenas yeguadas, al igual que ocurre en Écija.

Visita al patrimonio de Utrera

Hay un gran número de bellezas monumentales que ver en Utrera. El centro histórico de la ciudad capital del municipio homónimo (el noveno más poblado de Andalucía), fue declarado, en 2002, Bien de Interés Cultural en calidad de Conjunto Histórico-Artístico.

Santuario de Nuestra Señora de la Consolación

Fachada convento de Nuestra Señora de la Consolación

Llegamos a Utrera una tarde de otoño. Ya estábamos a mediados de octubre y, sin embargo, el termómetro no bajaba de los 30 grados. El calor era insoportable.

Nuestra primera parada sería para visitar un templo ubicado a las afueras de la ciudad, el Santuario de Nuestra Señora de la Consolación.

El guía nos explicó que se construyó, en el siglo XVII, sobre los restos de una antigua ermita. El lugar tiene una gran historia, ya que aquí venían a encomendarse los navegantes y aventureros que iban a partir hacia las Américas en los tiempos coloniales españoles.

Patrona de Utrera en su altar

En esa época, Sevilla y los puertos fluviales de sus alrededores, desempeñaron un papel fundamental, ya que la mayoría de transportes y galeones partían de aquí. El intenso comercio con las Indias enriqueció la zona y supuso el desarrollo y el momento de oro de diversas ciudades.

Tras observar su fachada y escuchar la explicación histórica, di gracias a que podíamos pasar a su fresco interior.

El interior del templo está compuesto por una sola y amplia nave con crucero y una bella Capilla Mayor de planta cuadrada.

Ascendimos por unas escaleras laterales que nos condujeron a la escultura de la Virgen de la Consolación, patrona de Utrera, que preside el cuerpo central del precioso retablo mayor que cubre todo el testero frontal del santuario.

Desde allí podíamos contemplar a los escasos feligreses que habían venido a rezar un rato o, con el calor que hacía fuera, simplemente a refrescarse.

Tras ver algunas dependencias más - decoradas con frescos y cuadros y en las que observamos una mezcla de arte mudéjar y cristiano - salimos de la iglesia y pusimos rumbo al centro histórico de Utrera.

Centro histórico de Utrera

Plaza del Altozano, Utrera

Video: Córdoba y Julio Romero de Torres TVE, Ciudades para el Siglo XXI (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send