Viajes

China Litang: El lejano oeste de la China

Pin
Send
Share
Send


Se desviste al muerto de su ropa blanca y todos aquellos que presencian el funeral se bañan con incienso. El Tonden afila su largo puñal contra una piedra mientras recita mandras y corta la carne del cuerpo en grandes pedazos. Los huesos y el cerebro se machacan y se mezclan con harina.

El olor de la carne y del incienso atrae a un gran numero de buitres que vuelan en círculos alrededor del funeral. El Tomden se aparta unos metros y los pájaros gigantescos se abalanzan en un festín frenético, devorando cada pe-quena parte del cuerpo y llevándosela al cielo, presenciado todo por la familia del muerto desde una colina cercana.

Esto es el funeral celeste, un funeral de tradición ancestral budista-tibetana. Mientras puede parecer una locura para la sensibilidad occidental, en esta parte del mundo tiene su sentido tanto espiritual como practico. De acuerdo con el credo budista, el cuerpo es un mero vehículo para transportar la vida; una vez el cuerpo muere, el espíritu deja el cuerpo y este ya no es necesario. Dar el cuerpo de comida a los buitres es un acto final de generosidad al mundo de los vivos y provee un vínculo con el ciclo de la vida.

Video: La Hija de la Llama 49 (Marzo 2020).

Pin
Send
Share
Send